El agua, ya sea como elemento divino narrado por la Biblia, el Corán o el Popol Vuh o como ahora lo podemos interpretar, como un elemento esencial para la vida tanto en este planeta como en otros cuerpos celestes, ha sido y será siempre motivo de estudio, de polémica e incluso pudiese ser motivo de guerras en el momento en que el agua se convierta en un bien esencial para mantener la vida o la economía de determinadas naciones.
En el último siglo ha cobrado sustancial importancia la regulación de las aguas que antes se creían infinitas, recursos inagotables. Se han firmado convenios internacionales, se han hecho estudios, me atrevo a decir, en todos los países del mundo, y se ha llegado a la conclusión que la relación de los seres humanos con el agua es esencial, desde lo más profundo de nuestras células estamos ligados a ella y lo estaremos por toda nuestra existencia como especie, y existirá vida mientras exista agua.
Entrando ya en materia, cabe que nos preguntemos, ¿qué es el agua?, ¿cómo está compuesto ese elemento tan importante para la vida? y ¿cuánto de el tenemos para nuestra y las futuras generaciones?
El agua se compone de moléculas conformadas por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, de ahí su archiconocida fórmula H2O.
Su nombre proviene del Latin aqua. Aunque generalmente con el nombre de agua nos referimos a dicha sustancia en estado líquido, el agua puede presentarse en estado sólido llamada hielo, y en estado gaseoso llamada vapor.
En cuanto a la disponibilidad del agua a nivel planetario, podemos decir que el agua cubre el 71% de la superficie terrestre, donde se localiza principalmente en los océanos, en los cuales podemos encontrar el 96.5% del total del agua del planeta. Los glaciares y casquetes polares conforman el 1.74%, los acuíferos, permafrost y glaciares continentales el 1.72%, encontrándose el restante 0.04% en lagos, humedad del suelo, atmósfera, embalses, ríos y seres vivos.
 
Distribución del agua en la Tierra
Situación del agua Volumen en km³ Porcentaje
Agua dulce Agua salada de agua dulce de agua total
Océanos y mares 1.338.000.000 96,5
Casquetes y glaciares polares 24.064.000 68,7 1,74
Agua subterránea salada 12.870.000 0,94
Agua subterránea dulce 10.530.000 30,1 0,76
Glaciares continentales y Permafrost 300.000 0,86 0,022
Lagos de agua dulce 91.000 0,26 0,007
Lagos de agua salada 85.400 0,006
Humedad del suelo 16.500 0,05 0,001
Atmósfera 12.900 0,04 0,001
Embalses 11.470 0,03 0,0008
Ríos 2.120 0,006 0,0002
Agua biológica 1.120 0,003 0,0001
Total agua dulce 35.029.110 100
Total agua en la tierra 1.386.000.000 100
El agua circula en el planeta en el llamado Ciclo Hidrológico (evaporación, transpiración, precipitación y desplazamiento hacia el mar)
En cuanto a su uso, el agua dulce es utilizada aproximadamente en un 70% para usos agrícolas, un 20% para usos industriales y un 10% para usos domésticos.
Ahora bien, mucho se ha especulado sobre la verdadera disponibilidad del agua, que si está en abundancia, que si sólo en un pequeño porcentaje, etc. La verdad es que el agua está ahí, toda, a nuestra disposición, lo que sucede es que si es factible, difícil o casi imposible su utilización, depende de factores financieros, es decir, de si es factible financieramente en un determinado momento, usar tal o cual fuente de agua.
Algunas de las propiedades más notables del agua:
  • El agua es insípida e inodora. No obstante, su color si puede variar según es estado en el que se encuentre: en estado líquido parece incolora en pequeñas cantidades, aunque en realidad tiene un tono azul verdoso, en estado sólido su color tiende a azul y en estado gaseoso es incolora.
  • El punto de ebullición del agua está directamente relacionado con la presión atmosférica. A mayor altura y por lo tanto menor presión atmosférica, el agua hierve a menos temperatura que, por ejemplo, a nivel del mar, en donde la temperatura de ebullición sube a 100º Centígrados.
  • El agua ha sido catalogado como un disolvente universal, afectando a muchos tipos de sustancias distintas. Las sustancias que se mezclan bien y se disuelven con el agua tales como las sales, los azúcares, los ácidos y álcalis, así como algunos gases son llamadas sustancias hidrófilas. Las sustancias que no se combinan con el agua como los lípidos y las grasas, se llaman sustancias hidrofóbicas.
  • El agua puede mezclarse (miscible) con muchos líquidos como el etanol, en cualquier proporción, formando un líquido homogéneo. Los aceites no se mezclan con el agua (son inmiscibles), y forman capas de densidad variable sobre la superficie del agua. El vapor del agua es miscible completamente con el aire.
  • El agua puede descomponerse en sus elementos hidrógeno y oxígeno mediante electrolisis.
En cuanto a su relación con los seres humanos y su asequibilidad, 884 millones de personas (más del 12%) carecen de acceso al agua potable y 2,600 millones de personas (más de la tercera parte) no tienen acceso a servicios de saneamiento básico.

Deja un comentario