Procuradora PDDH no cumple con sentencia y viola mis Derechos Humanos

Hace unos meses me hice cargo de continuar con el proceso en el Tribunal de Servicio Civil referente a la declaración de nulidad de un despido y por consecuencia que se reincorporase a mi representada en el cargo que ocupaba en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) y a pagarle lo que la ley establece.
Desde el principio las cosas parecen un poco extrañas, ya que uno supone que en la PDDH se respetan los derechos humanos, se cumple con las normativas laborales y se hace caso de las sentencias aunque estas no fueran a su favor, es decir, pensé que predicaban con el ejemplo.
Pues bien, el día quince de abril de este año, fui notificado de la sentencia definitiva por parte del Tribunal de Servicio Civil por medio de la cual se declaraba NULO el despido de mi representaba y además ordena a la PDDH que se le reincorpore al puesto que desempeñaba u otro similar y a que se le paguen los salarios y prestaciones de ley.
Para no hacer largo el cuento, luego de dar unos días de tiempo prudencial para que la PDDH fuese notificada y tomara acción al respecto, y luego de gestionar con la Jefa de Recursos Humanos de la PDDH y con la misma procuradora Raquel Caballero de Guevara, a quien envié además dos notas solicitandole el cumplimiento de la sentencia, de las cuales no se ha obtenido respuesta, me ha quedado más que claro que la señora procuradora utiliza dos caras según la conveniencia pública del asunto, pues mediaticamente presenta la cara de defensora de las víctimas de las arbitrariedades del Estado, pero cuando es ella la que está violentando los derechos humanos de sus empleados, simplemente calla, hace caso omiso de cualquier pregunta al respecto como si eso fuese a arreglar los asuntos. Pues le comunico que el efecto que produce es de fortalecer a sus víctimas para luchar con más fuerza y hacer valer sus derechos humanos.
Pero el asunto no termina ahí, ya que no solo vamos a exigir el cumplimiento de la sentencia de marras en todas las instancias que sean necesarias y no vamos a descansar hasta lograrlo, sino que además la señora procuradora se equivocó y cometió un gran error, ya que cuando utilicé la red social Twitter y reclamé a @PDDHElSalvador y a @RaqueldeGuevara el cumplimiento de la sentencia, ambas cuentas bloquearon a mi usuario en dicha red social @David_Urquilla.
 Ahora me pregunto si la señora procuradora realmente tiene noción de lo que significa ser la garante de los Derechos Humanos en El Salvador.
Sabe la señora procuradora que esta acción viola mi derecho humano a la libre expresión en su variante de acceso a la información pública? Pues mi derecho a la libre expresión no solo me permite decir lo que pienso de la manera que lo prefiera, sino también escuchar lo que otros expresan, sobre todo cuando se trata de instituciones públicas como la PDDH. No puede (bueno en la práctica vimos que si puede haciendo caso omiso de los derechos humanos de los demás) o mejor dicho, no debe ninguna oficina pública bloquear a ningún usuario, ya que la información que se difunde por las cuentas oficiales de redes sociales constituye información pública, y no únicamente las cuentas oficiales, también las cuentas personales cuando por medio de ellas se difunde información referente a sus gestiones y acciones como funcionaria o funcionario público, como es el caso de la cuenta @RaqueldeGuevara. Como lo expresa la UNESCO, “El libre acceso de las personas a las fuentes de información pública es un derecho humano universal y un principio democrático inherente al derecho a la información, a la libertad de expresión y de prensa“.
Insisto a la señora procuradora Raquel Caballero de Guevara para que cumpla la sentencia reincorporando a mi representada en el puesto que le corresponde y reestableciendo mi derecho a las cuentas donde la PDDH emite información pública, ya que ambas acciones violan Derechos Humanos que precisamente usted está llamada a proteger y garantizar.

Deja un comentario